Archivo del sitio

¡Vuelve el espacio de mujeres al Sol!

El próximo jueves, 7 de octubre, retomamos las actividades del Espacio de Mujeres tras este largo parón.
Este espacio pretende ser un punto de encuentro para conversar sobre nosotras, para responder a las preguntas que nos planteamos cotidianamente, para entender de dónde venimos y pensar en colectivo, desde el feminismo, hacia dónde vamos.

Os esperamos los primeros jueves de cada mes, a las 19:30 h, en la Asociación El Sol de la Conce (Calle Virgen de la Fuencisla, 12).

Poemas dedicados a mujeres asesinadas por el franquismo.

Publicamos a continuación tres poemas de la compañera Adela Suárez, dedicados a algunas de las muchas mujeres asesinadas por la dictadura franquista, ¡esperamos que os gusten!:

Carta a mi hija

Qué dificil es lo que me pides,
hija.
Cómo no te voy a llorar
si no volveré a abrazarte
ni mirarte,
si nunca más volveremos a hablar.
Qué difícil es lo que me pides,
hija.
Los cobardes te mataron inocente,
malditos ignorantes,
maldita obediencia.
Tu adiós para siempre
me para el corazón.
Ouiero matarles por culpables.
Quiero matarles por arrabatarme
a mi hija.
Quiero matarles por abusarte.
Qué difícil es lo que me pides,
hija.

(Julia Conesa le escribrió una carta a su madre para despedirse. Fue asesinada el 5 de agosto de 1939 por el franquismo, a la edad de 19 años).

Antes del amanecer

Cuando oí los golpes
de las bestias
tirando la puerta,
supe que nunca verás un amanecer y
que nunca la lluvia
mojará tu pelo.
Supe que nunca te leeré
un cuento, ni te cantaré
cuando no puedas dormir.
Sólo puedo sentirte mío
unos minutos más,
hasta el primer golpe
y el tiro gracia.
La noche anterior
fue clara,
te hablé mirando a la luna
de los almendros en flor.
Lo siento mi amor
ya no tenemos tiempo.

(Dedicado a todas las mujeres embarazadas que asesinó el franquismo).

En el Cementerio

Sus pasos eran firmes,
mis piernas tropezaban,
los pies descalzos
sólo sentían miedo.
Me hicieron correr
durante horas, antes
de subirse a mi espalda
y cabalgarme.
Yo me fui a aquella playa
donde nos dimos el primer beso,
mientras los necios me desgarraban.
Mis ojos me defendieron
de sus bocas,
porque sólo vi la tuya,
perdóname, mañana
no podré ir
a nuestra cita.

(Dedicado a Antonia Regalado, asesinada a los 22 años).

Madrid, a 8 de marzo de 2021

Gracias por vuestro apoyo. ¡El mural se queda!

A %d blogueros les gusta esto: