POESÍA SOLEADA más allá de los balcones

¡HOGAR, DULCE HOGAR!

Todas las penas me quita
el estar en mi casita
bien al lado del fogón,
componiendo una sextilla
pues fregando la vajilla
me viene la inspiración.

QUÉ BUENO ES TENER UN CHUCHO!

Como esto dure mucho,
ademas de disfrutar
de los goces del hogar
es bueno tener un chucho,
ya sea bonito o feúcho,
con el que dar un paseo.
Así cumplo mi deseo,
así nadie me regaña,
y si el chucho me acompaña
me solazo y me recreo.

MI CASITA

Yo me quedo en mi casita
aunque me quede solita
para el virus evitar;
es taimado y peligroso,
es ruin y muy dañoso
y hasta nos puede matar.

MINHA CASINHA

Vou ficar, mesmo sozinha,
na minha alegre casinha
para o vírus evitar,
ele é mau e perigoso,
ele é ruim, muito danoso,
ele até pode matar.

RUAS SOZINHAS

Essas ruas tão sozinhas
ficam tristes sem ninguém,
até os gatos e as pombinhas,
os pardais e as andorinhas
andam sozinhas também!

El MUNDO SIGUE GIRANDO

Por las vacías avenidas
lucen en todo su esplendor
el azul limpio del cielo
soberano y vencedor.

Tal vez nos echen de menos
las palomas y los gatos,
golondrinas, gorriones,
las cotorras y los patos.

Y el mundo sigue girando
por los espacios sin fin
danzando al son cadencioso
de un afinado violín.

(poemas de Juan Martín Ruiz)

Publicado el 29 marzo, 2020 en 18. Taller de poesía y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: