Conoce a la Duquesa de Osuna

De cara al Día Internacional por la eliminación de la violencia contra las mujeres, El Sol de la Conce quiere dedicar, dentro de la oferta general de actividades, un espacio de encuentro y debate que gire en torno al tema de la mujer.

Desde el  20 de octubre hasta el 25 de noviembre, hemos programado diversas actividades relacionadas con la mujer y el feminismo, como charlas-debate, monólogos, paseos temáticos por Madrid, etc.

Comenzamos el próximo viernes conociendo a la Duquesa de Osuna, de la mano de Paloma Fernández.

Paloma Fernández rescata  a un singular personaje del siglo XVIII y XIX, la IX Duquesa de Osuna. Dueña de ese paraíso madrileño ” El Capricho”, mujer culta, amante de la lectura y de otras manifestaciones culturales, impulsó las experimentaciones más modernas de la época sobre la lactancia de los niños, la vacunación de la viruela o la mortalidad en la inclusa madrileña. Su vida discurre por acontecimientos históricos de primera magnitud, reinados absolutistas, guerra de la independencia, restablecimiento del absolutismo, trienio liberal….

Las Mujeres Ilustradas no han recibido la atención y la importancia que merecían ya que han sufrido el abandono general en la investigación histórica de las mujeres en España.

Paloma Fernández Quintanilla es investigadora de la historia de la mujer y fue integrante del extinto Movimiento Democrático de Mujeres.

Anuncios

Publicado el 14 octubre, 2017 en 06. Charlas y debates, 17. Ciclo de la mujer. Añade a favoritos el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. Agradecemos a Paloma Fernández que compartiera ayer con El Sol de la Conce su tiempo y su saber y nos hiciera pasar un rato tan agradable conociendo la figura de la Duquesa de Osuna. Fue un lujo tenerla en El Sol.

    Me gusta

  2. A mí me entusiasmó esta conferencia. La duquesa era una mujer moderna. Estaba al tanto de corrientes de pensamiento de su actualidad y seguía las modas de la época como atreverse a tener un “cortejo”. Nos indicó que era de raza negra y nos pareció muy interesante y simpática su postura. Le preguntaron cual era el rango de sus amores y el primero era él, después sus hijos y luego su marido. Pues bien, tengo que decir algo al respecto. No creo que la duquesa le conociera siendo adulta. En el siglo XVIII se puso de moda tener pajes o sirvientes negritos, a los que se llamaba “bombon”. Me da la impresión que le quería por encíma de todo, porque se crió junto a él, siendo quizás, el confidente íntimo de su niñez y adolescencia y coherentemente, más tarde su amante. Incluso pudiera ser que lo hubiera sido siempre. A pesar de ello, y para cubrir apariencias y sobre todo, cumplir con los cometidos sociales que aceptó, se casó con el duque de Osuna. Hay cosas que los tiempos no cambian. Los miembros de la aristocracia de título y dinero procuran unir sus vidas con individuos de su clase, pero se consideran libres para emprender todas las venturas y aventuras que les venga en gana. No parece que los linajes se conserven en línea sanguínea rigurosa ni falta que les hace. Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: